fbpx

Cuida tu ropa siguiendo estos 9 simples consejos

Cuando adquirimos una prenda de vestir, lo hacemos porque nos gusta su corte, su estilo, sus colores o esa forma particular en que nos hace lucir. Siendo así, queremos que nuestro atuendo permanezca como recién salido del almacén durante el mayor tiempo posible, para eso te ofrecemos algunos tips que puedes poner en práctica al momento de lavar, secar y planchar para cuidar esa vestimenta que tanto te gusta.

 

1) Llegado el momento de hacer la lavandería

Recuerda tomarte el tiempo de leer detenidamente la etiqueta de tu prenda, en ella los fabricantes establecen las recomendaciones de lavado según el material o las características de la pieza, ten en cuenta que no todas las confecciones pueden recibir el mismo tratamiento.
 

2) Clasifica tu ropa antes de llevarla al cuarto de lavado

Es recomendable clasificarlas por tipo de material y colores. Generalmente las prendas de algodón u otros tejidos orgánicos no deben lavarse junto a los  sintéticos para evitar que las fibras de una se adhieran a la otra. Lo mismo sucede con los colores, lava las prendas blancas por separado para evitar que se tiñan de otros colores no deseados.
 

3) Elige cuidadosamente el detergente que usas para lavar tu ropa

No siempre un mismo producto es recomendado para todos los tipos de tejidos pues algunos de ellos poseen una composición química que puede ser muy agresiva para cierta clase de material textil.
 

4) Ten en cuenta la temperatura del agua con la que has de lavar

Sobre todo si el fabricante recomienda usar agua caliente, asegúrate de no excederte en la temperatura, unos 30 ºC bastará para obtener un buen resultado.
 

5) Cuida el tiempo en el ciclo de lavado

Algunos materiales no deben permanecer mucho tiempo en la lavadora, utiliza un ciclo delicado para las prendas más sensibles.
 

6) Algunas prendas deben lavarse a mano, sobre todo aquellas con estampados acrílicos o serigrafía.

Es importante que en el lavado manual, utilices cepillos o implementos suaves y jamás debes estrujar la prenda, se trata más bien de movimientos suaves para que el detergente trabaje sobre el tejido. Evita enrollar la pieza a la hora de exprimirla, más bien retira el exceso de agua con delicadeza.
 

7) Para muchos materiales como la seda

Es recomendable evitar la lavadora e incluso el lavado a mano, entonces debes considerar la opción del lavado a vapor, esto mantendrá el tejido con la suavidad y sutileza deseada.
 

8) Luego de lavar tus prendas

Es recomendable secarlas a temperatura ambiente, cuelga tu vestimenta en un lugar sombreado donde pueda recibir aire. En caso de ser necesario usar la secadora, intenta no colocar muchas piezas en el mismo ciclo y trabaja a temperaturas bajas.
 

9) A la hora de planchar

Comienza por las prendas que necesitan menos calor, pues la plancha requiere más tiempo para calentar que para enfriarse. Asimismo, es ideal planchar tus piezas al revés pues así evitaras que con el tiempo adquieran una indeseable apariencia lustrosa o desgastada.

 

Para conocer más información sobre los tipos de técnicas de estampado, no dudes en contactarnos. Podemos ofrecerte la mejor gama de servicios para tu empresa o emprendimiento.

CONTÁCTANOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *