Mediante esta técnica, los diseños seleccionados se cosen directamente sobre la prenda luego de que un software especial se encargue de convertir el diseño en un patrón de puntadas al cual se le denomina matriz.

Mediante esta técnica auguramos la calidad y durabilidad de la personalización de la prenda respecto al tiempo aunque posee limitantes respecto al color, degrades y tamaños muy pequeños ya que pierden definición o exactitud. En algunos casos cuando el motivo a bordar es muy denso, se opta por la creación de un parche bordado que luego se le coloca una base termo adherente y costura par su fijación a la prenda.

Si bien una de las características sobresalientes de esta técnica es la calidad del resultado final, no se recomienda para diseños grandes, telas delgadas o producciones pequeñas ya que el costo por unidad se ve directamente afectado.

CONOCE NUESTROS PRODUCTOS