Mediante este proceso, la tinta textil pasa de un estado sólido a uno gaseoso impregnando en este estado las fibras de la tela tiñéndolas de forma permanente.

Al aplicarla correctamente en las fibras adecuadas, el diseño nunca se desvanecerá o perderá su intensidad al igual que tampoco sufrirá cuarteaduras o desprendimientos.

Para llevar a cabo este método de personalización, primero debe imprimirse el diseño en un papel con las tintas especiales. Dicha impresión será planchada en la tela generando presión y calor lo cual fijará la tinta a la tela.

La Sublimación textil es un proceso que debe aplicarse en telas que poseen alto porcentaje de fibra sintética en su composición como es el caso del poliéster, la lycra o micro fibra por nombrar los casos más conocidos.

Otra de las virtudes de esta técnica es que no deja ningún tipo de tacto en las prendas y es ideal para los diseños más coloridos y audaces.

CONOCE NUESTROS PRODUCTOS