El calor y la presión se combinan para transferir imágenes de papel de alta definición a prendas de vestir.

Esta técnica consiste en imprimir el diseño en un papel termo adhesivo que al ser presionado junto a calor se adhiere a las fibras de la prenda obteniendo un estampado con muy buena definición y mínimo tacto. Dependiendo del color de la prenda a estampar se usan dos tipos diferentes de papel en base a los requerimientos de cada caso.

El transfer se utiliza habitualmente sobre prendas de algodón o sin base de poliéster. A pesar de ser una técnica rápida y con pocas limitantes, no es tan duradera como en el caso de la serigrafía o la impresión directa.

CONOCE NUESTROS PRODUCTOS